martes, 31 de marzo de 2015

Hamburguesas Ligeras de Pollo

¡Hace sol! ¡¡Hace sol!! ¡Buenísimos días a todos! Estoy cansada, apenas he podido dormir (insomnio crónico+libro interesante=ojeras hasta el suelo), pero hoy hace sol, los pajaritos cantan, las flores están por todas partes y me siento fuerte y positiva. Ha sido un invierno muy largo y parece que por fin se termina para dar paso a la primavera (en unas semanas estaré hasta las narices de la alergia... pero mientras tanto... ¡a disfrutar y dar paseos por el parque! ¿Os apetece un picnic? ¡Vamos a hacer unas ricas hamburguesas de Pollo y vamos a comer al parque!



¿He dicho ya que son ligeras? He querido huir del pan tan tipo bollo que tanto llena y con el que siempre nos falta carne y sobra miga, y he elegido este pan fino, ligero, integral y con cereales.

Vamos a necesitar:
-El susodicho pan, tipo hamburguesa fina.
-Unas hojas de lechuga variada
-Cebolla frita
-Mahonesa
-Queso Cheddar (salsa de queso para calentar al microondas)
-Hamburguesas de pollo


Encendemos el fuego y ponemos la plancha a calentar con un chorrito de aceite. Mientras las hamburguesas se hacen, vamos preparando el pan. Untamos en la base una fina capa de mahonesa, sobre esa capa podremos la hamburguesa. Calentamos la salsa de queso chedar al microondas durante unos 30 o 40 segundos, lo justo para que se ablande sin que se requeme.








Extendemos una capa generosa de
queso sobre la hamburguesa de pollo y, sobre éste, espolvoreamos la cebolla frita. Cubrimos con las hojas de lechuga y cerramos la hamburguesa con la otra rodaja de pan.


Si te vas a ir de picnic, puedes utilizar un palillo para pincharlo y que se mantenga unido mientras viaje en tu mochila o cesta. ¡Que aproveche! Ya verás que rico te sabe y que bien queda la cebolla crujiente.



¿Te ha gustado la receta? Regístrate en el blog y no te pierdas ninguna, y sobretodo disfruta de este día, que hacía mucho que no teníamos tanto solecito. ¡Un beso a todas!

lunes, 30 de marzo de 2015

Ensalada de Arroz

¡Buen Lunes a tod@s! Ya llega Semana Santa con sus procesiones, sus fiestas y su trabajo extra (para algunos, entre los que me incluyo) ¡Que fin de semana más estresante! (Y la semana que nos espera a los que curramos en ocio-hostelería) Así que como vamos a tener poco tiempo y vamos a ir con el tupper por todas partes, vamos a preparar algo rico, que llene y que de bastante de si. ¡Y barato, que somos exigentes! Hoy de comer: Ensalada de Arroz.



Ya empiezan a irse los nubarrones y la lluvia y, aunque en el sur de España ya parece que han ido a la playa, aquí no hace calor pero tampoco hace ya frío. Digamos que hace un fresquillo agradable que te invita a pasear, a sentarte en una terraza a tomarte algo o a relajarte en el parque. Ya vamos a dejar los cocidos de los días fríos y vamos a usar ingredientes frescos.

Vamos a necesitar:
-1 puñado de espinacas crudas
-1 huevo (para cada dos personas)
-1 puñado generoso de arroz por persona
-olivas
-maíz
-1 lata de atún cada dos personas


Ponemos a hervir agua en una cacerola y, una vez haya roto a hervir, echamos el arroz y dejamos que se cueza bien durante 8-10 minutos. Cocemos también un huevo, déjalo hervir alrededor de 15 minutos. Filtramos el agua con un colador y paramos la cocción regando un poco el arroz con agua fría, para evitar que se pase. Una vez bien filtrado y sin agua, metemos tanto el arroz como el huevo a la nevera para que se enfríe. Con una media hora debería bastar para que quede fresquito.

Cuando ya estén bien fríos, echa el arroz en un bol grande o una ensaladera. Trocea con unas tijeras las espinacas, bien finas, y el huevo. Añádelos al arroz, junto con el maíz, las olivas (yo también las suelo trocear) y el atún (usa atún al natural o con aceite de oliva, pero escúrrelo muy bien y desmígalo con un tenedor antes de usarlo)


¡Que aproveche esta ensaladita! Recuerda tomarla muy fría, puedes aliñarla con un poco de mahonesa o con aceite y sal (¡yo prefiero la segunda opción!)

¿Te ha gustado la receta? ¡Pues no te pierdas ninguna! Registrate en el blog y disfruta de una receta nueva, todos los días de Lunes a Viernes. ¡Hasta mañana a las 12:00. ¡Un beso a tod@s!

viernes, 27 de marzo de 2015

Potaje de Alubias Blancas

¿Es una alucinación o ha dejado de llover? Hoy no hay nubes en el cielo (¡omg! ¡es azul!) y hasta parece que hace solecito. Haría bueno de no ser por el cierzo, que pa' mi que se lo han dejado encendido.

En fin, hoy he salido a mi terraza a regar mi maceto-huerto y a quitar los hierbajos que empezaban a salir, y me he tenido que poner una chaqueta. Comprobado, sigue haciendo frescurri, así que hoy comemos de cuchara, algo calentito. Vamos a preparar un Potaje de Alubias Blancas.


Vamos a necesitar:
-1/2 cebolla
-1 puñado de alubias blancas por persona
-2 o 3 huesos de jamón
-2 huesos de pollo
-2 o 3 longanizas
-1 cucharadita de pimienta dulce
-aceite y sal




La noche anterior pon a remojo las alubias en abundante agua ligeramente salada. Usa un bol espacioso, que llegarán a triplicar su tamaño.


Usaremos para esta receta la olla a presión. Empezamos echando un chorrito de aceite y dorando ligeramente la cebolla y la longaniza. Una vez hayan tomado color, añadimos la cucharadita de pimienta dulce y removemos un par de veces con una cuchara de madera. Añadimos enseguida un vaso de agua para evitar que la pimienta dulce se queme.


Echamos los huesos de jamón y de pollo y las alubias blancas. Añadimos suficiente agua como para cubrir todos los ingredientes. Si deseamos añadir algo más, podemos echar algún trozo de tocino, zanahorias o una hoja de laurel. Echamos una cucharadita de sal, removemos y cerramos la olla a presión. La dejaremos silbar en fuego medio-alto durante una media hora más o menos.



¡Cuidado con la olla a presión! ¡Ni se os ocurra intentar abrirla antes de que deje de silbar ni enfriarla bajo el agua del grifo! (Se de una mujer que hizo esto último y la olla prácticamente le explotó en la cara). Si tenéis prisa hay una olla a presión especial para microondas que tardará mucho menos que esta y que es más ligera. A la olla a presión tradicional hay que darle tiempo. (Yo en cuanto pueda, pienso hacerme con la olla para micro)



Pasada esa media hora y dándole tiempo para que deje de silbar, la abrimos y comprobamos que todos los ingredientes estén cocidos, aunque nada más ver el caldo sabrás si está hecho. Retiramos los huesos que hayan podido quedar sueltos y la hoja de laurel, de haberla echado. Rectificamos de sal y servimos.






¡Que aproveche! Si quieres comentar algo y compartir con nosotros tus truquillos con esta receta no te cortes. No olvides tampoco registrarte en el blog para no perderte ninguna receta y si eres de Zaragoza, pásate por la sección de Eventos, Cursos y Talleres de Cocina y apúntate al taller que tenemos este Abril.

¡Un beso a todas y hasta el lunes a las 12:00!

jueves, 26 de marzo de 2015

Migas con Chistorra

Es algo que pasa en todas las casas. Día a día va sobrando pan, que se endurece y se queda rondando por la cocina sin saber muy bien si tirarlo o tratar de comértelo poniendo en peligro tus dientes. En realidad hay muchas alternativas para usar el pan duro y hacer comidas sabrosas y muy económicas, pero no son demasiado conocidas por las "nuevas generaciones". Así que a preguntarle a la mamá o a la yaya, que no va a haber mejor maestra en lo que sabiduría culinaria ahorrativa se refiere.

Esta va a ser una de las primeras recetas con pan duro que compartiré con vosotras: Migas con Chistorra.


Vamos a necesitar:

-1 barra (más o menos) de pan duro
-2 o 3 dientes de ajo
-Chistorra (o chorizo para cocinar en su defecto)
-Pimiento verde (opcional)
-Aceite y sal.



Troceamos los dientes de ajo, cortamos a rodajas la chistorra que vayamos a utilizar (te recomiendo no usar más de 4 dedos de chistorra por persona). Cortamos también el pan a rodajas no muy gruesas, que a su vez iremos troceando en taquitos. Humedecemos el pan, sin que ningún taquito quede "nadando" en agua pero sin dejar tampoco ninguno seco. Pasamos el pan por la batidora eléctrica y le damos unos cuantos giros para que la miga quede pequeña.


Vamos a usar la sartén parisien honda, ya que es la más cómoda para este tipo de comidas. Echamos un chorrito de aceite y doramos un poco el ajo y la chistorra (y el pimiento verde, si quieres añadirlo). Reservamos.

Sin apagar el fuego, echamos el pan en el aceite caliente donde hemos dorado los otros ingredientes, añadimos un pellizco de sal y dejamos que se tueste ligeramente, removiendo para evitar que se queme. El pan perderá volumen y cuando las migas hayan tomado color (sin quemarse) y no quede ninguna blanda, estará listo. Añade los otros ingredientes y dale un par de vueltas más para que el pan empape bien los sabores.



Sirve el plato caliente. Si lo deseas puedes añadir uva cruda al plato, aunque a mi no me acaba de cuadrar esa mezcla de sabores en concreto.


¡Que aproveche este rico y barato plato! En tiempos como los que corren, es genial tener este tipo de alternativas para ahorrar sin pasar hambre y no tirar comida que aun podemos aprovechar.

Si no te quieres perder ninguna receta y aun no lo has hecho, regístrate en el blog en la sección "Cocinillas". Y si eres de Zaragoza, visita el apartado de Eventos, Cursos y Talleres de Cocina. En Abril tenemos un taller de cocina totalmente gratuito. ¡Anímate!

miércoles, 25 de marzo de 2015

Panna Cotta de Fresa y Chocolate

Aunque aun seguimos con frío, mucho viento y bastante lluvia (¡el tiempo está loco!) ya está aquí la primavera y por fin vienen las fresas, esas frutas rojas tan ricas y que además tienen muy pocas calorías y mucha vitamina C, así que vamos a hacernos con alguna de ellas y a preparar un postre fácil y rico: Panna Cotta de fresa y chocolate.


Vamos a necesitar:
-500 gr de fresas
-100 gr de azúcar
-8 láminas de gelatina neutra (de 1,66 gr cada una)
-1 sobre de cuajada
-1/2 litro de leche desnatada
-1/2 tableta de chocolate negro
-1 limón 








Ponemos las láminas de gelatina a remojo en agua fría durante unos 5 minutos. Mientras, limpiamos las fresas y las cortamos a trozos medianos, añadimos un chorrito de limón para que suelten bien su jugo, y las metemos en la batidora eléctrica junto con los 100 gr de azúcar. Batimos hasta que quede bien triturado y homogéneo.

Echamos la fresa batida a una olla y la ponemos al fuego. No dejamos que hierva, solo que se caliente para añadir las láminas de gelatina y removemos hasta que se disuelvan por completo. Lo volcamos en un molde de silicona y lo dejamos en la nevera durante unas 3 o 4 horas.

Cuando hayan pasado, echamos 250 ml de leche fría en un bol y disolvemos el sobre de cuajada. En una olla, calentamos otros 250 ml de leche y, cuando ésta hierva, añadimos la leche fría con la cuajada y la media tableta de chocolate negro. Removemos hasta que se ha disuelto completamente y nos queda un chocolate oscuro y algo más espeso. Retiramos del fuego y dejamos enfriar unos 10 minutos antes de añadirlo, con cuidado, al molde con la fresa.

Déjalo reposar otras 3 o 4 horas, aunque te recomiendo que lo dejes de un día para otro para asegurarte de que cuaja bien y no se desmonta al desmoldarlo.


 Así de fácil y sin horno. ¡Probadlo, ya veréis que rico! 

Sugerencia de presentación: sirve una rebanada tumbada en un plato y espolvoréala con viruta de chocolate. Añade luego unas líneas de jarabe de chocolate para decorar.

¿Os ha gustado la receta? ¡No te pierdas ninguna! Regístrate en el blog (¡es gratis!) y no te pierdas ninguna receta ni talleres de cocina (¡que también son gratis!). Gracias a todos por leer mi blog y hasta mañana a las 12:00.

martes, 24 de marzo de 2015

Mazapán Casero de Almendra

Hoy quiero compartir con vosotros una de las primeras recetas que hicimos en los talleres de cocina gratuitos a los que he asistido junto con algunas amigas: El mazapán casero de almendra.

Podemos decir que esta fue la receta definitiva que me hizo replantearme la cocina y el poco uso que hacía de mi microondas. Nunca me han gustado los mazapanes que se suelen comprar en las tiendas (¡es como comer pan soso con licor!) pero este mazapán, con la mezcla de sabores de las frutas confitadas y las almendras, está riquísimo.

Quiero aprovechar para avisaros de que en Abril vamos a tener otro taller de cocina gratuito en Zaragoza, ofrecido por un patrocinador, y que estáis todas invitadas. Pronto abriré la sección de eventos y talleres y pondré más información.



Los utensilios que utilizamos para esta receta fueron una muestra del patrocinador, y aunque no es indispensable que sean esos mismos utensilios,  éstos hacen más fácil y cómoda la receta.


Vamos a necesitar:
-300 gr de almendra en polvo
-250 gr de azúcar
-4 huevos
-1 bandeja de fruta confitada
-1 limón

Si lo queremos aún más casero podemos confitar la fruta en casa y rallar la almendra, pero nos llevaría aún más tiempo y, en el caso de la fruta, días de preparación. Así que vamos a lo fácil y rápido.

Empezamos separando las claras de las yemas y batimos las claras a punto de nieve. En el taller utilizamos el mismo cacharro que tengo yo en casa (el de la foto). ¡Es pura magia! Siempre lo digo, te bate en menos de un minuto a punto de nieve y sin nada de esfuerzo. Puedes poner el bol hacia abajo que las claras no se caen. ¡Pura magia!






Mezclamos las claras con la almendra, despacio para que las claras no bajen, y una vez bien mezcladas, añadimos el azúcar. Volvemos a remover hasta que quede homogéneo.


Rallamos la mitad de la bandeja de la fruta confitada (o la trituramos en una batidora eléctrica) y añadimos las yemas y una ralladura de limón. El resto de fruta la colocamos al fondo del molde de silicona (apto para microondas) que vamos a usar. Echamos en el molde la mitad de la almendra, luego añadimos toda la fruta confitada con las yemas, y por ultimo el resto de almendra, dejando así tres capas de sabor.





Lo metemos al microondas a media potencia (unos 500 wz) durante 10 minutos. Cuando lo saquéis comprobad que está listo (si se desprende con facilidad el lateral del molde, está hecho) y dejadlo reposar otros 10 minutos antes de desmoldar.




Así de fácil y rápido tendréis un mazapán casero, un dulce que va a llamar mucho la atención y que sorprenderá a las visitas. Os aseguro que después de probar este, no vais a volver a comprar mazapanes.

¿Os ha gustado la receta? Si no quieres perderte ninguna, regístrate en el blog y mantente al día sobre recetas, trucos de cocina y talleres gratuitos. ¡Un beso y hasta mañana a las 12:00!
posted from Bloggeroid

lunes, 23 de marzo de 2015

Sopa de arroz

Otra vez se ha puesto a llover y otra vez ha bajado la temperatura. Toooodo el fin de semana lloviendo y todos corriendo de un lado a otro, y encima con un virus estomacal que está causando estragos entre la población (exagero... mas o menos). Estresante, ¿verdad? Bueno, hoy os traigo para comer un plato rápido, barato y muy bueno para el estómago si lo tienes un poco estropeado: Sopa de arroz.






Tengo que pediros perdón por la calidad de las imágenes. No encontré la cámara de fotos que suelo usar. Luego supe que mi marido (su legítimo dueño) se la había llevado. Tranquilos, la cámara está bien.

Vamos a necesitar:
-2 o 3 dientes de ajo
-1 puñado generoso de arroz por persona
-aceite y sal




Ponemos agua a calentar en una cazuela con los dientes de ajo y una cucharadita de sal, y echamos el arroz una vez haya empezado a hervir. No antes, o el arroz se nos pasará. Nada más echar el arroz remueve un poco con una cuchara de madera para evitar que se pegue en el fondo por el cambio de temperatura. Con 8 minutos será suficiente para tener el arroz en su punto, aunque puede variar minuto arriba minuto abajo según el arroz que estés usando.

Sirve en los platos, rectifica de sal y añade un chorrito de aceite de oliva.




¡Que aproveche! Aquí tenéis un plato rápido, económico y muy bueno tanto para los días fríos como para los virus estomacales. Cuidaos, os veré mañana con otra receta.

Si no quieres perderte ninguna receta y aun no lo has hecho, registrate en el blog y únete a los cocinillas. Recuerda, todos los días de lunes a viernes, una receta a las 12:00. ¡No te las pierdas!




posted from Bloggeroid

viernes, 20 de marzo de 2015

Ensalada de la Huerta

Oficialmente hoy es el primer día de la primavera. ¿Empezará por fin a hacer calorcito de verdad o seguiremos con estos cambios tan bruscos? Al menos hoy amanece buen día, después de dos días de cielo nublado y lluvia, así que vamos a celebrarlo con una Ensalada de la Huerta.




Primer día de primavera y encima viernes. Para muchos significa comienzo de fin de semana y descanso, pero para muchos otros solo significa más trabajo y falta de tiempo para hacer las cosas. Muchos os pegaríais un atracón ayer, en celebración del día del padre, así que un plato ligero y fácil de hacer viene doblemente bien (sobretodo si queréis tener algo con que acompañar las sobras de la comilona de ayer)

Las ensaladas son muy clásicas pero también tienen sus truquillos, tanto en la forma de aliñarlas como en los ingredientes. Los mejores siempre son los naturales, de echo si tenéis espacio en vuestra terraza o balcón, podéis montaros un macetohuerto que os va a relajar mucho, dándoos además la satisfacción de cultivar vuestra propia comida.

En las fotos se ve una de mis lechugas de este año y mis zanahorias.





Si tenéis espacio y os animáis os recomiendo empezar por tomateras, lechugas y/o zanahorias. son muy fáciles de cuidar y dan bastante de sí a la hora de comer. Un día compartiré con vosotros trucos y maneras para un macetohuerto.









Vamos a necesitar:
-1 tomate maduro mediano
-1 zanahoria
-1/4 de cebolla
-3 o 4 hojas de lechuga
-1 puñado de hojas de espinacas crudas
-1 brote de apio
-olivas
-sal, aceite, limón y hierbas provenzales.


Lavamos bien todos los ingredientes. Cortamos a rodajas el tomate y el apio, troceamos la cebolla y rallamos la zanahoria (este vegetal tiene un sabor muy rico pero puede resultar demasiado duro para algunas personas, así que rallándolo te aseguras de que todos lo comerán muy cómodamente). En cuanto a la lechuga, mi único consejo es separar la hoja de los tallos, ya que son los tallos los que provocan que retengamos líquidos.


Colocamos todos los ingredientes en el plato y aliñamos con un pellizco de sal, un pellizco de hierbas provenzales, un chorrito de limón y otro de aceite. ¡Cuidado las que hacéis dieta! Al contrario de lo que se suele pensar, las ensaladas crudas no son muy recomendables cuando llevan lechuga, ya que la lechuga llena muy rápido el estómago y lo ensancha, provocando que tengáis más sensación de hambre. 

Así de fácil y de rápido tendréis un plato que podéis compartir, perfecto para acompañar carnes y pescados y que os saciará mucho el hambre.


Sugerencia de presentación


¿No quieres perderte ninguna receta? Si aun no lo has hecho, regístrate en este blog y únete a nuestros cocinillas. Estarás al día de recetas, trucos, talleres de cocina y otros eventos. ¡Besos a todos y buen fin de semana!





posted from Bloggeroid

miércoles, 18 de marzo de 2015

Menú especial para el día del padre.

Después de algunas quejas y varios "jo, esque mañana a las 12:00 me va a ir muy justo para comprar los ingredientes y preparar el menú a tiempo", he decidido adelantarme y publicar dos post en el día de hoy. Todo sea por que vuestros planes salga bien ;)

Mañana es un día especial, tanto para las hijas e hijos que queremos demostrar el amor que tenemos por nuestro progenitor, como para todos esos papás que hacen teorías sobre lo que van a recibir. Hay regalos y detalles muy clásicos para ese día, tan clásicos que en muchas ocasiones "lo que importa es la intención"... así que vamos a tener un detalle que de seguro le va a hacer mucha ilusión, sobretodo si éste viene de los más pequeños de la casa.



Así que para todos vosotros hoy he preparado un menú especial muy fácil y rápido de preparar, ya sea solos en la cocina o con ayuda de mamá. ¡Ya veréis lo que os divertís juntos en la cocina!


Menú del Día del Padre.

Entrantes

Canapé de Crema de Sardina
Tapa de Jamón Batido
Paninis caseros

Plato principal

Huevos con espinacas
(microondas)

Postre

Bizcochitos de chocolate
(microondas)





Canapé de Crema de Sardina.



Ingredientes: Una lata de sardinas con tomate (120 gr), 60 gr de mantequilla, tostaditas o canapés para rellenar, un pellizco de perejil para decorar, medio limón.

Chafamos las sardinas con la ayuda de un tenedor y batimos junto con la mantequilla hasta conseguir una masa homogénea. Añadimos una cucharada de zumo de limón natural y mezclamos bien. Servimos en los canapés o las tostaditas y decoramos con un poco de perejil por encima.


Tapas de Jamón Batido.



Ingredientes: 6 rodajas de pan de unos 2 cm, 2 cucharadas de queso de untar tipo philadelphia, 4 cucharadas de mahonesa, 100gr de taquitos de jamón.

Mezclamos bien todos los ingredientes y extendemos la masa resultante en las rodajas de pan.


Paninis caseros



Ingredientes: 1 barra de pan, tomate frito, orégano, 1 salchicha, jamón de york a taquitos, 1 lata de atún al natural, queso rallado.

Cortamos la barra de pan en rodajas de unos 4 dedos de grosor y las abrimos como si fuéramos a hacer bocadillos. Ponemos a precalentar el horno a 180º. Untamos el interior del pan con el tomate frito y echamos un pellizco de orégano. Alternamos la salchicha, el jamón de york a taquitos y el atún al natural para hacer paninis de distintos sabores (el atún natural escúrrelo muy bien antes de usarlo). Añadimos el queso rallado por encima y los metemos al horno durante unos 10 minutos. Cuando el queso se haya fundido estarán listos.


Huevo con espinacas al microondas



Ingredientes: 400 gr de espinacas congeladas, 3 huevos, queso rallado.

En un recipiente apto para microondas, metemos las espinacas congeladas durante 4 minutos a máxima potencia (700 wz o 800wz). Las sacamos y las escurrimos bien, estrujándolas para que suelten todo el líquido. Las extendemos de nuevo por el recipiente y dejamos tres huecos, donde echaremos los huevos. Salpimentamos al gusto y cubrimos con el queso rallado. Metemos al microondas a máxima potencia durante 4 minutos más.


Bizcochitos de chocolate



Ingredientes: 4 cucharadas de harina, 4 cucharadas de azúcar, 2 cucharadas de cacao en polvo, 1 huevo, 3 cucharadas de leche, 3 cucharadas de aceite, media tableta de chocolate.

Batimos en un bol y con la ayuda de una cuchara la harina, el azúcar, el cacao, el huevo, la leche y el aceite. Troceamos el chocolate en trozos más o menos pequeños y mezclamos con el resto de ingredientes. Repartimos la masa en moldes de silicona de muffin, llenando tan solo hasta la mitad.




¡Disfrutad de este menú y del día, pero sobretodo disfrutad de vuestro papá! ¡Besos a todos!


Tortilla de espinacas

Buenas a todos, ¿qué tal os va? Ya estamos casi a la mitad de la semana y queda tan solo un día para el día del padre. ¿Tenéis ya algo pensado? Corbatas, colonias, algún dibujo preparado por los más pequeños de la casa... ¿por qué no prepararle algo especial? Mañana a las 12:00 os propondré un menú muy fácil de hacer y que de seguro le gustará a papá. Pero hoy, os traigo otro clásico: Tortilla de Espinacas.



El tiempo está loco, ¿verdad? Otra vez ha vuelto a refrescar y en muchas ciudades amenaza con llover. En estos días vamos todos muy despistados. ¿Me llevo abrigo o chaqueta? ¿Jersey o camiseta de manga larga? ¿Como de cuchara o algo fresco? Bueno, optemos por algo intermedio.



Vamos a necesitar:
-300 gr de espinacas
-4 huevos
-aceite y sal





Ponemos una olla al fuego, lavamos bien las espinacas y, cuando el agua ya burbujee, las hervimos durante unos 8 minutos, empujando con una cuchara de madera las hojas para asegurarnos de que todas se hunden en el agua. Podéis usar también espinacas congeladas, pero tienen menos vitaminas que las frescas. Lo mejor y más recomendable es utilizar espinacas frescas o naturales. Tendrás que eliminar las hojas amarillentas y cortar los tallos, además de limpiarlas con abundante agua caliente para eliminar impurezas y químicos.

Pasados los 8 minutos, comprobamos que estén bien cocidas y las escurrimos bien, removiendo y apretando con la cuchara de madera para asegurarnos de que sueltan todo el agua de las hojas.

Batimos los 4 huevos, echamos un pellizco de sal y añadimos las espinacas, removemos.

En una sartén grande calentamos abundante aceite y echamos los huevos con las espinacas, calentamos a fuego medio-alto. Vamos removiendo con la ayuda de un tenedor hasta que se cuaje bien la base para evitar que se queme y que aun quede parte cruda. Cuando esté lo suficientemente cuajada, de forma que al menear la sartén apenas haya líquido, daremos la vuelta a la tortilla con la ayuda de un plato (aunque también venden "tapas" especiales para dar la vuelta a la tortilla con mayor facilidad. Tengo intención de comprar una porque es un autentico show cada vez que tengo que girar la sartén), la devolveremos con delicadeza a la sartén y terminaremos con fuego medio-bajo.




Un pequeño truco que quiero compartir con vosotros. Las tortillas de casa siempre quedan finitas, por mucho huevo que les eches no se parecen en nada a las que sirven en los bares. El secreto está en echarles un chorrito de leche y levadura en polvo al mezclar los huevos. Con ese añadido, tus tortillas serán mucho más gruesas y saciarán más el hambre.


Gracias por leer mi blog. Si aun no lo has hecho y no quieres perderte ninguna receta, únete a los cocinillas y anímate a experimentar con nosotros. Recuerda, todos los días de Lunes a Viernes a las 12:00 tendrás una nueva receta. Besos a todos y hasta mañana.

martes, 17 de marzo de 2015

Ensalada de tomate, atún y olivas.

Ya se acerca la primavera y empieza a hacer más calorcito. Las flores empiezan a repartirse los parques y empieza a apetecer algo más ligero para comer, más fresco. ¿Y que hay más fresco que una ensalada? Hoy para comer tenemos una rica ensalada de tomate, atún y olivas verdes.




Ya echaba de menos la primavera. Ha sido un invierno muy largo y mi pequeño macetohuerto se ha visto afectado por el viento y los cambios repentinos de temperatura. Aun así, no hay nada más gratificante y relajante que cultivar tus propias verduras.


Mi tomatera, algo pachucha después de tanto cierzo.

Vamos a necesitar:
-1 tomate grande maduro
-1 lata de atún al aceite de oliva
-1 bote de olivas verdes 
-aceite y sal al gusto
-hierbas provenzales


Lavamos bien el tomate para eliminar impurezas y posibles productos químicos de la piel. Hay quien pela el tomate, ya que sin piel es más fácil de digerir. Yo lo hago en ocasiones, aunque suelo dejársela. Partimos el tomate, le retiramos la dureza y lo cortamos en gajos. Una vez colocado en el plato, salamos antes de echar el atún para evitar que éste resulte demasiado salado. Por ultimo añadimos olivas y terminamos de aliñar con un chorrito de aceite de oliva y un pellizco de hierbas provenzales espolvoreado por encima.

El atún que uso siempre es al aceite de oliva, ni de girasol ni al escabeche. Es más sano y más rico, aunque también más caro. Para cocinar si que uso atún al natural (más barato), pero para las ensaladas siempre al aceite de oliva.


Sugerencia de presentación


Así de fácil y rápido tendréis un buen plato que no os va a dejar con hambre. Ya veréis que toque más bueno le dan las hierbas provenzales con el aceite al tomate. ¡Qué aproveche!

Gracias a todos los nuevos cocinillas que siguen el blog, bienvenidos. ¿Aún no eres un cocinillas? Regístrate con tu cuenta de google o de twitter y no te pierdas ninguna receta.

lunes, 16 de marzo de 2015

Bizcocho de Zanahoria al microondas

Lunes de nuevo. Que cortitos se hacen los findes, ¿verdad? ¿Sabéis que el 50% de la gente llega tarde los Lunes? Vamos a ver si podemos cambiar un poco ese porcentaje con una receta rapidísima con el que podéis tener un rico postre o merienda en "cero-coma".

Esta receta me la pasó mi madre (gracias mama por todas tus enseñanzas en la cocina y por /intentar/ enseñarme a comer bien) y originariamente tenía que estar una media hora en el horno. Aquí os la traigo para que la tengáis en 10 minutos en el microondas: Bizcocho de zanahoria.


Vamos a necesitar:
-250 gr de zanahoria
-200 gr de harina
-200 gr de azúcar
-100 gr de aceite
-4 huevos
-1 sobre de levadura
-1 cucharadita de esencia de vainilla
-la ralladura de 1 limón



Para esta receta vamos a usar la batidora de vaso y un molde de silicona apto para microondas. Cortamos las zanahorias y las trituramos en la batidora. Añadimos los huevos y el azúcar, trituramos de nuevo. Añadimos el aceite y volvemos a mezclar. Por último, echamos la harina, la esencia de vainilla, la levadura y la ralladura de limón.
Una vez la mezcla esté bien batida y homogénea, viertela en el molde apto para microondas. Recuerda usar uno que deje espacio para que el bizcocho suba, llénalo por la mitad o un poco menos. Mételo al microondas a máxima potencia (700wz o 800wz) durante 10 minutos, y recuerda: PROHIBIDO usar el grill si tu microondas lo tiene.

Así, contando con la preparación de los ingredientes, tendrás un esponjoso bizcocho en unos 15 minutos (10 de los cuales puedes usar para cualquier otra cosa que tengas que hacer, ya que el microondas se para solo 8D )


 Cuando lo saques, déjalo reposar un par de minutos para que se enfríe un poco y no se rompa al desmoldarlo.



¡Que aproveche! Este bizcocho le gustará incluso al más tiquismiquis para con los bizcochos.

¿Quieres estar al día de todas las recetas del blog? Únete a los cocinillas y no te pierdas nada, ni recetas, ni trucos de cocina, y comparte con nosotros tu experimento culinario. ¡Hasta mañana!